miércoles, 21 de enero de 2009

Antígona no existe


Un cobarde oculto bajo las sombras del orgullo
Una oruga que nunca pensaba en salir de su crisálida
y un futuro que acabaría por desquiciarlo aún más
Nada bien, no hay verdad, maldiciones por doquier
Aliméntate del excremento de los demás y luego escúpelo en sus caras
Intérnate en el laberinto de su mediocridad y juega con su ignorancia
Maldícelos, esclavízalos y mátalos, no te merecen
Húndete en tu ciénaga porque es tuya
Nada en tu miseria porque es tuya
Pero no juegues con tu vida porque ya es ajena a ti
Las llagas no sanarán, la pus es pestilente ¡oh las moscas!
¿Acaso la ruindad es tu destino?
¿Será que tu desobediencia es tu castigo como lo fue para Antígona?
Escápate, no te ahorques como ella
Buscad a Baco y confiésale tus penas, tal vez el vino las suprima
Tal vez una orgía de placeres termine por renovarte
Quizás Esquilo o Eurípides decidan jugar un rato más contigo...

2 comentarios:

Denw dijo...

cariño esto parece algo sacado de aro vertiente!! XD

Emily Rangel dijo...

Magnífico, lo adoré todo.